photo 1542624745 11eae9ff6967
Sexualidad y erótica

Tócate Mucho

Tócate Mucho es un proyecto que “trabaja en la construcción y difusión de relatos sobre los cuerpos de las mujeres y su placer sexual. El objetivo es naturalizar los discursos sobre nuestros cuerpos, que emanen de nosotras, de forma que caminemos hacia una vida sexual libre de prejuicios, sana y satisfactoria”. Así lo explica Ana Rosa Maza, periodista y creadora de Tócate Mucho, que incluye una pieza documental y un libro.

Para el documental se recogieron los testimonios de 562 mujeres a través de una encuesta on-line. De ellas, se seleccionaron diez a las que se invitó a participar en una entrevista en profundidad y sesiones fotográficas. La intención con este estudio no era estadística, sino que se centraba en “construir un relato colectivo que bebiera de historias singulares de forma que muchas pudieran [pudiéramos] reconocerse”.

El Informe Hite fue una clara fuente de inspiración para Ana Rosa, al tratarse de una de las primeras investigaciones que se realizaron basadas en testimonios de mujeres hablando sobre su sexualidad y su placer: “Su lectura devuelve voces propias de mujeres que se elevaban en primera persona para hablar de su sexualidad. Treinta años después, algunos testimonios resultan más actuales de lo que se espera a priori. Se perciben voces serenas, tímidas, unas veces contrariadas, pero mayormente satisfechas con el hecho de hablar. Y contentas, con la idea de que su testimonio pueda ayudar a otras mujeres a no sentir que son piezas que no encajan, cuerpos que no funcionan como deberían. Leer cada pregunta sin empezar a formular tu propia respuesta es imposible. ¿Qué respondería yo a esto? ¿Y las demás? ¿Cuánto conocemos las mujeres de hoy nuestro cuerpo? ¿Cómo disfrutamos del sexo? ¿Qué hacemos para vivir nuestra sexualidad? ¿Cómo nos afecta hablar sobre nuestra sexualidad con otras mujeres?”

”Redefinir la relación con nuestros cuerpos, crear nuestro deseo y llegar a nuestro propio concepto de placer, pasa por arrojar una mirada llena de afecto, atención y libre de prejuicios hacia nosotras mismas”

Ana Rosa Maza

Y como el cambio empieza siempre desde una misma, a ti lectora te animamos a construir ese relato obviado. Te invitamos a crear el mapa de tu sexualidad. Un mapa propio y singular.

¿Por dónde empezar?

Lo primero es reconocer el terreno que vamos a representar. Reconocerte a tí misma. Esto requiere un tiempo de exploración lenta. Sin juzgarte, sin pensar. Intenta recorrer el cuerpo con la visión de una exploradora. Ve al encuentro con un cuaderno de viaje, y apunta en él lo que te vas encontrando en el recorrido: ¿Qué hay en tu cuerpo sexuado? Apunta los puntos clave: las zonas habitadas y las despobladas, aquellas que requieren visita obligada. Otras con cuidados especiales, las que te gusta observar y las que evitas mirar. Las que te gusta degustar a tu manera. Escribe también los puntos a evitar porque te provocan dolor o rechazo.

Y aquellas características de tu cuerpo que más te definen a ti. Las que te recuerdan a seres queridos. Las que más te gustan.

¿Qué te permite realizar cada parte del cuerpo? ¿Qué hacer en cada “lugar”? ¿Dónde pararse a sentir? Anota ahora los lugares para el disfrute. Dónde apearse para un paseo hedonista y a dónde acudir cuando el placer quiere expresarse y compartirse con otro cuerpo (u otros cuerpos).

Una vez hayas completado todo el listado, déjate llevar por el lápiz y dibújate. Dibuja tu propio plano. Es para ti. Haz con él lo que quieras.


Más información en tocatemucho.com
Lecturas interesantes:
Hite, S. (1977)“El informe Hite: estudio de la sexualidad femenina”, Plaza & Janés.
Fiday, N. (1973) “Mi Jardín Secreto” , Trident Press.

Publicaciones Similares